La osteopatía es la scienza de la estructura, de la relación y función de cada parte del cuerpo humano, con finalización a la regulación o a la corrección de cualquiera cosa que interfiera con el funcionamiento armonioso del mismo cuerpo.La osteopatía es una medicina manual, que nace en los Estados Unidos en el 1874 por obra del Dr. Andrew Taylor Still. El pensaba que el cuerpo humano era capaz de curarse por si mismo y, que el deber del médico fuera aquel de remover los obstáculos a las normales funciones de cada individuo.Se trata de un método sano y natural de terapia que focaliza la atención sobre la estructura del cuerpo humano constituido de huesos, ligamentos, músculos, tejido conectivo, sistema linfático, sistema nervioso, sistema circulatorio, fascias y comprende una serie de técnicas manipulativas, usadas para tratar los mecanismos en disfunción que impiden a las varias partes del cuerpo de cumplir sus funciones fisiológicas. Un tratamiento osteopatico, persigue determinados objetivos: - cura la persona según las molestias que presenta, (dolores, limitaciones funcionales, desordenes somáticos, etc.).-trata las causas primarias de estas disfunciones que pueden residir a distancia de donde se manifiesta el dolor.-restablece el equilibrio en los diferentes mecanismos y sistemas del organismo, (sistema musculo-esqueletico, nervioso, arterial, linfático, muscular, articular, sacro-craneal, visceral, etc.).El tratamiento osteopatico, asegura una integración más eficaz del tratamiento local, reduce significativamente las probabilidades que la dolencia se vuelva crónica y mejora el funcionamiento de cada sistema, uno en relación con el otro.La prevención representa la base del método osteopatico, adelantándose el profesional cuanto antes posible a las causas de las lesiones, que si no tratadas, desarrollarían sucesivamente en una disminución de los sistemas de defensa naturales, desequilibrios posturales y dolor.

 

Indicaciones de la osteopatía naturopatica

En disfunciones que cursan con dolor a nivel de la cabeza y la columna vertebral cefaleas, insomnio, mareos, migraña, dolores de cabeza, alteraciones de la vista, cervicalgias, dorsalgias, lumbalgias, hernias, ciáticas, tortícolis, neuralgias de origen vertebral o síndromes compresivos periféricos, alteraciones posturales, dolores en los miembros superiores o inferiores (secuelas de traumatismos, esguinces, tendinopatías, bursitis, etc.).Las cefaleas y síndromes migrañosos, vértigos, trastornos digestivos funcionales tienen indicación especial; así como los sistemas cardiorrespiratorio, circulatorio, ginecológico etc.Muchos trastornos relacionados con la articulación temporomandibular tienen indicación de tratamiento osteopático, es decir, la relación entre el odontólogo y el osteópata mejora los resultados en el tratamiento de los trastornos oclusales, implantes y en odontológia en general.